Marketing para emprendedores: Los 10 mandamientos

Marketing para emprendedores: Los 10 mandamientos

Todos hemos tenido alguna idea tan genial, que puede convertirse en un negocio. Algunos nos arriesgamos y lo intentamos, pero es fundamental contar con herramientas, ideas o técnicas que nos permitan conectar con nuestro mercado y captar la atención de los clientes potenciales. Por lo anterior, escribiré una serie de mini artículo, siendo este el primero, donde les compartiré una guía básica de marketing para emprendedores.

Philip Kotler, quizás el experto en marketing más reconocido y llamado por algunos “padre del marketing moderno”, estableció hace unos años lo que él denominó los 10 mandamientos del marketing. Con su permiso, me voy a permitir hacer aquí una adaptación de dichos mandamientos pensando en el emprendedor.

 

  1. Segmentación: El emprendedor necesita estudiar muy bien el nicho de mercado al que se va a dirigir. Identificar los segmentos permite desarrollar diferentes estrategias para destacar el producto y/o servicio que se desea ofrecer. A su vez, se puede evaluar el comportamiento de la competencia, identificando los puntos que podrían diferenciarnos para sacar provecho de ellos y lograr posicionarnos entre las preferencias del consumidor.
  2. Conocer a los clientes actuales y potenciales: Si tanto el emprendedor como sus colaboradores entienden los comportamientos, las necesidades, los problemas y lo que realmente necesita su cliente, se aumentarán probabilidades de éxito. Una opción para poder conocer a nuestro cliente es entrar en contacto directo con él, puede ser mediante grupos focales, entrevistas uno a uno, o encuestas.
  3. Estudiar a la competencia: El emprendedor debe analizar las debilidades, fortalezas, oportunidades y amenazas tanto de él como de su competencia, esto con el fin de identificar las semejanzas y diferencias que tienen, a fin de aprovechar las brechas para mejorar nuestro posicionamiento. Otra forma de aplicar un estudio de competencia es la técnica de Benchmarking.
  4. Saber elegir un buen socio: Puede considerarse una de las tareas más difíciles para el emprendedor, por tanto, es recomendable tomarse el tiempo necesario para decidir. Hay que apoyarse de una persona que venga al proyecto a ser un complemento, que tenga habilidades que quizás no tengas tan desarrolladas y puede aportar una visión diferente de las cosas.
  5. Identificar oportunidades e innovar: Un gran reto para todos los emprendedores una vez que han conseguido poner en marcha sus proyectos. Muchas personas aconsejan que se debe tener ciertos conocimientos de diseño de proyectos, pero recuerden que no es todo, un emprendedor debe tener un abanico de conocimientos que les permita unir puntos, creas ideas y así poder innovar. Es importante que en su mayoría, esa producción de conocimiento vaya dirigida a resolver los problemas y satisfacer las necesidades de los clientes.
  6. Establecer un plan de marketing: Recuerden que lo que no se planifica muchas veces fracasa, y dentro de este plan no solo se establecen los objetivos sino los indicadores de medición, los cuales nos aportarán grandes insight para fortalecer nuestras estrategias.
  7. Diseño de portafolio: Es necesario establecer cuáles son los productos y/o servicios que se ofrecerán, identificar el alcance de los mismos y todas las necesidades que se satisfacen con uso. Tener ese portafolio facilitará que se puedan señalar cuáles elementos se pueden remplazar o, eliminar porque no están dando resultados.
  8. Comunicar: “Si no comunicas, no existes”. Los emprendedores actuales tiene a su favor la gran posibilidad de hacer una comunicación más sencilla y en muchos casos más económica, esto debido a los avances tecnológicos y el flujo de gran cantidad de información. Al utilizar herramientas de comunicación se permite construir una marca fuerte en los segmentos de mercado elegidos llamando la atención y, mantener cautivados a los consumidores. La comunicación es una de las bases para crear una relación con todos los que reciben la información.
  9. Participación de otras áreas funcionales en el marketing: David Packard dice que “el marketing es demasiado importante para dejarlo en manos del departamento de marketing”. En el mundo del emprendimiento es especialmente importante que todos los colaboradores del proyecto estén enfocados y centrados en el cliente y de los principios del marketing. Cada área o trabajador podrá ofrecer una visión diferente aportando nuevo valor tanto al emprendimiento como al cliente.
  10. Uso de tecnologías: El uso intensivo de la tecnología puede ser un elemento diferencial en la propuesta de valor de un negocio. Su uso reduce costos, aumenta productividad, mejor la comunicación y brinda nuevos beneficios a sus clientes.

 

Los emprendedores necesitan ir adquiriendo diversos conocimientos en diferentes áreas que le permita ir desarrollando su proyecto con solidez y visión. El marketing es una de las piezas fundamentales a la hora de emprender un negocio ya que es el área que se encargara de brindar visibilidad a tu producto y/o servicio, conocer a tu cliente potencial, evaluar a la competencia, entre otros aspectos demasiado importantes. Por ello, es necesario crear un plan que permita identificar todos estos aspectos para poder alcanzar los objetivos trazados, además, de tomar decisiones tan claves como elegir un socio adecuado o, el gestionar adecuadamente la innovación.

Recuerda que un buen plan de marketing y comunicación, junto con un buen equipo orientado al cliente son algunas de las claves más importantes para que el emprendedor alcance el éxito.

Johana Hoyos Restrepo

Magister en Gerencia de la Innovación Empresarial con doble titulación en Innovación Estratégica y Emprendimiento. Amante del buen café, los videojuegos y el cine.

Deja una respuesta